MI HISTORIA

 

Natalia Villanueva García

Crecí con mi madre y mis abuelos en Bogotá, Colombia, en una familia de emprendedores empoderados e impulsados por una gran pasión y atención a los detalles. Tienen varios negocios y son muy exitosos. Tengo un gran aprecio por el trabajo que hacen. Disfruto mucho ser una empresaria, me siento como pez en el agua. También soy músico, pero no crecí en un ambiente "amigable para los músicos". Mi talento por la música viene de mi familia paterna y no tuve la oportunidad de crecer con ellos o tener alguna relación. Por lo tanto, yo era un "músico-alienígena" en el corazón de una familia materna llena de negocios  y empresas los 7 días de la semana, 365 días del año. Después de la secundaria, decidí estudiar composición musical pues encontraba un verdadero alivio al hacer música y un profundo sentido en mi vida. Después de mis estudios musicales fundé mi propia orquesta sinfónica y empecé a trabajar en varios proyectos de producción musical con músicos de renombre de todo el mundo. En ese momento también me divorcié de una relación de 10 años y todo mi mundo emocional se derrumbó. Fue una situación muy frustrante y me encontré viviendo una vida sin propósito. Esto fue muy confuso. Parecía una vida exitosa pero el mundo ya no tenía sentido para mí.

 

Con el tiempo, los recuerdos familiares "de negocios" de mi infancia comenzaron a llamar mi atención. ¿Y si pudiera entender profundamente ambos, el mundo de la música y el de los negocios? Decidí entonces estudiar administración de empresas y gestión de proyectos. Quería aclarar toda la confusión acumulada durante mi experiencia laboral en la industria de la música. Este estudio fue muy útil, no sólo aclaré todo el "caos" en mi cabeza, sino que obtuve una gran cantidad de conocimientos nuevos muy interesantes. Paralelamente a mis estudios y proyectos en la industria musical, leí cientos de libros, hice varias certificaciones, cursos y entrenamientos en los campos de desarrollo personal, medicina alternativa, entrenamiento mental, meditación, propósito de la vida, evolución de la conciencia y espiritualidad.

 

Dedico mi trabajo a mis grandes mentores Louise Hay, John Bradshaw, Carl Jung, Wayne Dyer, Esther&Jerry Hicks, Barbara Marx Hubbard, Beatríz Chávez Durán y Sylvia Fischer. Sus enseñanzas me han permitido llegar a lugares donde nunca imaginé que podría estar. Tengo una inmensa gratitud hacia ellos y es mi fuerte deseo difundir el legado de estos amorosos mentores. También quiero dedicar este trabajo a la persona más importante de mi vida, mi querido hijo Simón, que ahora tiene 16 años. No tengo palabras para describir lo profundamente agradecida que estoy por su amor y comprensión durante todos mis estudios y mi carrera. No estaba segura de si iba a ser capaz de ser una madre joven, luego una madre soltera y de dar vida a mi propia orquesta sinfónica y a mis proyectos. Ahora sé que todo es posible. Simón: ¡gracias por ser el regalo más maravilloso del universo! 

 

RESERVA UNA SESIÓN

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL

© 2021 por Homecoming | ¡dile sí a la vida!